Hacemos uso de cookies. Al utilizar nuestros servicios, consideramos que acepta su uso. Más información.
Más información

Artículo original: Sáez Torres C, Grases F, Rodrigo D, García-Roja AM, Gómez C. Risk factors for urinary stones in healthy schoolchildren with and without a family history of nephrolithiasis. Pediatr Nephrol. 2013;28:639-45. |

RESUMEN

Estudio transversal para conocer los factores de riesgo de litiasis renal de niños escolares sanos. Se estudian dos muestras de orina de 184 niños entre 5 y 12 años de edad, una de ellas obtenida de micción aislada durante la tarde y la otra a partir de aquel momento durante las 12 horas siguientes. Se analizaron los parámetros bioquímicos de cristalización, el pH y el volumen urinario (solo en las muestras de 12 horas), así como la existencia de historia familiar de nefrolitiasis.

Se observó riesgo de cristalización en el 15% de las orinas aisladas y en el 54% de las de 12 horas. Estos niños presentaban mayor frecuencia de anomalías metabólicas y un flujo urinario más reducido (0,7 frente a 1,2 ml/kg/h). Los niños con historia familiar presentaban niveles más elevados de calciuria y del cociente calciuria/citraturia. Como conclusión, el aumento del aporte de líquidos puede ser la medida preventiva más eficaz para prevenir el riesgo de litiasis.

PERLAS CLÍNICAS

  1. Aunque es difícil precisar la prevalencia de litiasis renal en la edad pediátrica, todo apunta a que ha sufrido un incremento en las últimas décadas, rozando ya el 10% en numerosos países. Por otra parte, la edad de presentación clínica se ha adelantado y es frecuente observarla en edades muy precoces.
  2. Tres de cada cuatro cálculos renales detectados en niños están formados por sales de oxalato cálcico y fosfato cálcico. En la génesis del cálculo hay que tener en cuenta no solo el incremento de la concentración de los componentes de la orina capaces de cristalizar, sino también el descenso de la concentración de los inhibidores de la cristalización (citrato, magnesio y fitato), así como la anatomía del aparato urinario.
  3. El estudio demuestra que los niños con riesgo de cristalización presentan una mayor frecuencia de anomalías metabólicas y un flujo urinario más reducido (0,7 frente a 1,2 ml/kg/h) que los que no lo presentaban. Por otra parte, los niños con historia familiar de litiasis tienen niveles más elevados de calciuria y del cociente calciuria/citraturia.
  4. Teniendo en cuenta que el incremento de eliminación de sustancias formadoras de cálculos tiene en su mayor parte trasfondo genético, las únicas medidas de actuación posibles consisten en actuar sobre los factores ambientales, preferentemente modificando los hábitos dietéticos e incrementando el aporte de líquidos para asegurar un flujo urinario adecuado. Existe evidencia científica de que manteniendo un flujo urinario mayor de 1,4 ml/kg/h se disminuye el riesgo de sobresaturación de sales de oxalato cálcico, fosfato cálcico y urato, actuando así preventivamente frente a la formación de cálculos más comunes. La modificación de los hábitos dietéticos en los niños con antecedentes familiares de litiasis puede ser otra forma de actuación, reduciendo el aporte de derivados lácteos, proteínas animales y sal e incrementando la administración de potasio y citrato (presentes en abundancia en frutas y verduras). Está demostrado que el excesivo consumo de chocolate incrementa el riesgo de formación de cálculos de oxalato.

APUNTE METODOLÓGICO

Los estudios transversales son estudios descriptivos que buscan, en un momento de tiempo determinado, la presencia o ausencia de factores de riesgo o de exposición a la enfermedad. Son estudios de prevalencia, que sirven para determinar los casos presentes en el momento del estudio. Aunque estos estudios informan sobre la distribución de la enfermedad y de los factores de riesgo, no tienen capacidad para establecer causalidad. Sí sirven para establecer hipótesis etiológicas que deberán ser luego comprobadas mediante estudios experimentales.

EN PERSPECTIVA

  1. Como ocurre en el adulto, la litiasis renal en el niño puede presentarse clínicamente en forma de cólico nefrítico, con dolor intenso, bien de localización abdominal o en la fosa renal, acompañado o no de hematuria. Sin embargo, a diferencia de los adultos, hasta en un 50% de los casos se debe a trastornos metabólicos subyacentes1. Es precisamente este hecho el que justifica su estudio desde este punto de vista en todos los casos. La hipercalciuria idiopática es la causa más frecuente de cálculos renales a cualquier edad. Puede debutar en la infancia en forma de hematuria macro- o microscópica, disuria estéril, polaquiuria, urgencia miccional, incontinencia urinaria, enuresis nocturna, orinas turbias, dolor abdominal recurrente o leucocituria estéril2.
  2. Ante un niño con litiasis o con riesgo familiar de padecerla, es procedente buscar una causa metabólica que implique riesgo de cristalización. El estudio se puede realizar en muestra aislada (para conocer el pH y los índices de cristalización, preferentemente calciuria/citraturia) o en orina recogida durante 12-24 horas, preferiblemente después del descanso nocturno (que permite cuantificar la calciuria, la fosfaturia, la uricosuria y la oxaluria)3.
  3. Ante la constatación de riesgo de cristalización en un paciente pediátrico, es preceptivo recomendar un abundante aporte hídrico a lo largo del día para mantener una buena diuresis. Esta medida, considerada la más eficaz desde el punto de vista preventivo, debe ir acompañada de otras recomendaciones dietéticas como incrementar la ingesta de alimentos que contengan protectores naturales de la formación de cálculos (fruta, verdura, pescado azul, cereales integrales) y reducir los que favorecen la cristalización como lácteos y otras proteínas animales, sin olvidar la sal4.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sas DJ. An update on the changing epidemiology and metabolic risk factors in pediatric kidney stone disease. Clin J Am Soc Nephrol. 2011;6:2062-8.
  2. Valentini RP, Lakshmanan Y. Nephrolithiasis in children. Adv Chronic Kidney Dis. 2011;18:370-5.
  3. McKay CP. Renal stone disease. Pediatr Rev. 2010;31:179-88
  4. García Nieto V, Luis-Yanes MI. El nefrólogo y la litiasis renal. ¿La toma o la deja? Nefrología. 2013;33:155-9.
Pantalla 1 de 2
>

No hay comentarios
Esta actividad no admite más comentarios
Compartir