Hacemos uso de cookies. Al utilizar nuestros servicios, consideramos que acepta su uso. Más información.
Más información

Artículo original:

Puopolo K, Lynfield R, Cummings J; Committee on Fetus and Newborn, Committee on Infectious Diseases. Management of Infants at Risk for Group B Streptococcal Disease. Pediatrics. 2019;144:e20191881.

RESUMEN

Las primeras pautas de consenso sobre prevención de infección perinatal por estreptococo del grupo B (EGB) fueron publicadas en 1996, por parte de los Centros para el Control y Prevención de enfermedades (CDC), la Academia Americana de Pediatría (AAP), el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) y otras organizaciones, en base a la evidencia disponible, así como a la opinión de los expertos1.

Con los años se han ido revisando y modificando, hasta llegar a esta guía, elaborada por la AAP, que actualiza la información epidemiológica, la evaluación de recién nacidos en riesgo de enfermedad por EGB y el tratamiento para la infección confirmada.

PERLAS CLÍNICAS

  1. ¿Por qué es importante la infección por EGB?
  2. Porque pese a la disminución de incidencia tras las medidas de prevención, el EGB sigue siendo la causa más frecuente de sepsis neonatal precoz y una causa importante de sepsis tardía.

    Supone aproximadamente el 45% de sepsis precoces en recién nacidos a término (RNT), y el 25% de las de recién nacidos (RN) de muy bajo peso, con mayor tasa de mortalidad en <37 semanas2.

    La administración de antibióticos intraparto interrumpe la transmisión vertical y disminuye la incidencia de sepsis precoz.

  3. ¿Cuál es la patogénesis y los factores de riesgo?
  4. Para sepsis precoz, colonizan de forma ascendente gérmenes presentes en aparato digestivo y genitourinario. La infección ocurre tras colonización e infección del feto o aspiración fetal de líquido amniótico infectado.

    La colonización materna (continua o intermitente) es un requisito previo para la sepsis precoz. Las tasas de colonización en embarazadas son 20-30%, con variaciones por edad y raza. Sin profilaxis antibiótica, se colonizan 50% de hijos de madres positivas, de los que 1-2% desarrollan sepsis precoz.

    El antecedente de hijo previo con sepsis precoz por EGB aumenta el riesgo, posiblemente en relación con bajos niveles de anticuerpos maternos frente a la cepa colonizante.

    La bacteriuria por EGB se asocia con alto nivel de colonización materna y mayor riesgo de colonización neonatal y enfermedad.

    En sepsis de inicio tardío, la adquisición horizontal puede ser parte de la patogénesis. En estos casos, fiebre materna y tiempo de rotura prematura de membranas (RPM) no son factores predictivos.

    Las sepsis tardías se asocian a prematuridad. El riesgo aumenta a menor edad gestacional, y hasta 50% ocurren en <37 semanas.

    EGB puede estar presente en leche materna. Sin embargo, los anticuerpos presentes en leche son protectores y no está claro si la positividad en leche es un marcador de colonización o una fuente de infección.

  5. ¿Cuándo se indica profilaxis intraparto?
  6. Se recomienda la toma de cultivo vaginal-rectal a todas las gestantes, a las 36-37 semanas (o antes si trabajo de parto prematuro o RPM)3.

    Se indica profilaxis si hay colonización por EGB, bacteriuria EGB durante la gestación, hijo previo con enfermedad EGB, trabajo de parto prematuro o RPM <37 semanas.

    También en partos ≥37 semanas con EGB desconocido, si aparecen factores de riesgo (temperatura >38 °C o RPM >18 horas).

    Puede considerarse en EGB desconocido con colonización en embarazo previo (el riesgo de colonización en gestaciones posteriores es hasta 50%).

EN PERSPECTIVA

  1. Los antibióticos aconsejados para prevenir sepsis precoz siguen siendo penicilina G y ampicilina. En mujeres alérgicas, dependiendo del riesgo de anafilaxia, se recomienda cefazolina (si el riesgo es bajo), clindamicina (si hay alto riesgo y EGB sensible) y vancomicina (si hay alto riesgo y resistencia a clindamicina).
  2. Se puede lograr una profilaxis eficaz tras 2-4 horas, pero la efectividad es mayor si se administra ≥4 horas antes del parto4.

  3. Ante sospecha de infección neonatal, se utilizan los mismos antibióticos empíricos que para cualquier otra sospecha de sepsis precoz.
  4. Tras identificar EGB en cultivo, la penicilina G sigue siendo el tratamiento de elección, siendo ampicilina una alternativa aceptable.
  5. Se están haciendo esfuerzos por conseguir una vacuna frente al EGB. El 99% de infecciones están causadas por 6 serotipos, por lo que una vacuna hexavalente podría ser ampliamente efectiva5.

BIBLIOGRAFÍA

Valoración

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nº de votos: 1

Realice esta actividad para poder valorarla.


No hay comentarios
Esta actividad no admite más comentarios
Compartir