Hacemos uso de cookies. Al utilizar nuestros servicios, consideramos que acepta su uso. Más información.
Más información

Artículos originales:

Rodríguez Núñez A, Pérez Blanco A, Grupo de Trabajo de la AEP-ONT. Recomendaciones nacionales sobre donación pediátrica. An Pediatr (Barc). 2020;93:134.e1-134.e9.

Resumen

En España, los niños tienen menos posibilidades de ser trasplantados que los adultos. Para aumentar sus oportunidades, es preciso mejorar los procesos de donación, incluyendo la donación tras la determinación de la muerte por criterios circulatorios. Los pediatras deben conocer sus aspectos clínicos (evaluación de los posibles donantes, criterios diagnósticos de muerte encefálica, cuidados intensivos para el mantenimiento del donante, cuidados paliativos al final de la vida, procedimientos técnicos de la donación en asistolia, etc.), y también reconocer los fundamentos éticos de la donación pediátrica y ser conscientes de los conflictos éticos que puede plantear. Debemos considerar la donación de órganos cuando un niño vaya a fallecer en condiciones de ser donante y para ello ponernos en contacto con el coordinador de trasplantes del centro. Se trata de un imperativo moral basado en el posible beneficio para los niños que están en lista de espera y la familia del donante, integrados ambos en el cuidado integral de las familias.

Leer texto completo en Anales de Pediatría.

Pantalla 1 de 6
>

No hay comentarios
Normas de uso del foro
Compartir