Hacemos uso de cookies. Al utilizar nuestros servicios, consideramos que acepta su uso. Más información.
Más información

Artículo original:

Storch de Gracia Calvo P, Pérez Martín MA. Atención inicial al paciente traumatizado grave. Form Act Pediatr Aten Prim. 2015;8(4):196-202.

Resumen

Los accidentes son la principal causa de morbilidad y mortalidad en niños en países desarrollados. La mayoría de ellos generan lesiones de poca gravedad, pero en ocasiones se producen lesiones relevantes en varios órganos, lo que se conoce como politrauma. La atención del paciente politraumatizado es un reto para los pediatras y sabemos que, si se realiza desde el primer momento siguiendo una sistemática, mejora de forma indiscutible el pronóstico.

La estabilización inicial se realiza mediante el triángulo de evaluación pediátrica (sin tocar al paciente, solo evaluando su estado) y la secuencia ABCDE, en la cual se van encadenando la evaluación y la resolución de los problemas encontrados. Solo cuando los trastornos más graves y que suponen riesgo inmediato para la vida están controlados se puede transportar al paciente, si fuera preciso. La evaluación secundaria consiste en una exploración física minuciosa desde la cabeza hasta los pies para descartar y tratar las lesiones más habituales o típicas de las distintas partes del cuerpo, teniendo además en cuenta el mecanismo lesional.

El conocimiento de esta sistemática es de gran importancia para los pediatras.

Leer texto completo en Formación Activa en Pediatría de Atención Primaria.


No hay comentarios
Esta actividad no admite más comentarios
Compartir