Hacemos uso de cookies. Al utilizar nuestros servicios, consideramos que acepta su uso. Más información.
Más información

Artículo original:

Sánchez Jacob M, Tasso Cereceda M, Martínez González C, de Montalvo Jááskeläinem, Riaño Galán I, Comité de Bioética de la AEP. Reflexiones del Comité de Bioética de la AEP sobre el rechazo de tratamientos vitales y no vitales en el menor. An Pediatr. 2017;87:175.e1-6.

Resumen

Los conflictos que se plantean al negarse a recibir un tratamiento un menor de edad o sus representantes suponen un importante problema ético. Para afrontar el rechazo al tratamiento es necesario explorar y comprender las razones de los implicados, considerar los valores y factores contextuales de cada caso y conocer la legislación vigente.

El fundamento ético del rechazo al tratamiento se sustenta en el principio de autonomía, junto con el derecho a la vida, ambos valores muy importantes, pero no absolutos en sí mismos. En los menores de edad, las decisiones son por representación, respetando siempre el mejor interés del menor y sus derechos fundamentales. En caso de conflicto, la decisión debería ponerse en conocimiento del juez. En situaciones límite y de urgencia, el profesional debe actuar para salvar de la vida del paciente, amparado por el cumplimiento de un deber y de estado de necesidad.

Leer texto completo en Anales de Pediatría.

Pantalla 1 de 2
>

No hay comentarios
Esta actividad no admite más comentarios
Compartir