Hacemos uso de cookies. Al utilizar nuestros servicios, consideramos que acepta su uso. Más información.
Más información

Artículo original:

Jiménez Busselo MT, Aragó Domingo J, Hurtado Murillo F, Loño Capote J. Abuso sexual infantil: desafío multidisciplinar. Un abordaje integral del problema para mejorar su detección y la atención a la víctima. Acta Pediatr Esp. 2013;71: e302-e314.

Resumen

La mayoría de los casos de abuso sexual infantil (ASI) que pasan ante el pediatra no lo hacen con motivo de una revelación de la víctima (que siempre sufre la imposición del secreto) ni por lesiones traumáticas agudas por agresión genital, sino, casi siempre, por la manifestación de signos comportamentales o síntomas que, en una primera valoración, no evocarían tal diagnóstico.

Los profesionales no estamos exentos de sufrir los reflejos psicológicos de huida que a todo ser humano con sentido de moralidad le ocasiona enfrentarse a fenómenos tabú, como el del incesto o el abuso de niños muy pequeños, o a su simple sospecha. Este es un reflejo que, en cambio, como profesionales, no nos podemos permitir y debemos combatir, por nuestro compromiso por ley con la obligación de protección al menor, puesto que negar la probabilidad del hecho implica negar también la investigación, la definitiva confirmación o descarte del ASI y, lo que es peor, la oportunidad de protección, tratamiento y rehabilitación psicoemocional del menor, condenado de otro modo a padecer las graves secuelas biográficas, sociales y psicoemocionales que pueden dañar para siempre su integridad y marcarán su vida.

En este artículo se exponen los principales obstáculos que dificultan o desmotivan la labor de detección y notificación de casos de ASI por parte de los pediatras. Se ha considerado oportuno desarrollar este objetivo mediante el análisis y abordaje de las siguientes cuestiones: 1) fenomenología del ASI; 2) ¿qué nos enseñan los casos judicialmente resueltos?; 3) ¿cómo intuir el ASI?, y 4) tratamiento integral del menor víctima de ASI y especificaciones para casos de agresión sexual aguda revelada.

Objetivos

  • Conocer, a fondo, cómo suelen ser los hechos de ASI y sus graves consecuencias en la víctima, para mejor educar la intuición de los mismos y combatir como profesionales el efecto tabú, esto es, la tendencia psicológica a la no actuación y negación de la sospecha por reflejo de huida emocional frente al concepto abominable intuido.
  • Conocer, a través del análisis de la deriva de casos judicialmente resueltos, cuánto podemos esperar de nuestra propia actuación de detección clínica, cómo encauzar nuestra notificación y dónde residen las claves para un seguimiento y/o enjuiciamiento exitoso.
  • Educarse en el reconocimiento de los indicadores comportamentales y físicos en la víctima y respecto a los comportamentales del presunto perpetrador.
  • Concienciar sobre la trascendencia que tiene el desvelamiento de los hechos por la víctima y lo enormemente difícil, paciente y especializado que debe ser el apoyo hasta su consecución, no sólo para iniciar su rehabilitación psico-emocional, sino también para encauzar la óptima resolución socio-judicial (prueba verbal esencial).
  • Conocer la validez y limitaciones diagnósticas de los posibles signos físicos del/de la víctima menor, así como las especificaciones procedimentales para su exploración.
  • Ser capaz de encauzar apropiadamente el tratamiento integral (médico y psico-emocional) del/de la menor víctima de ASI.
  • Conocer la apropiada actuación ante casos de agresión sexual aguda revelada.

Leer texto completo en Acta Pediátrica Española

Pantalla 1 de 2
>

No hay comentarios
Esta actividad no admite más comentarios
Compartir