Hacemos uso de cookies. Al utilizar nuestros servicios, consideramos que acepta su uso. Más información.
Más información

Artículo original:

Solís Sánchez G, Mantecón Fernández L. Tratamiento de los escapes aéreos en Neonatología. An Pediatr Contin. 2013;11:350-3.

Resumen

Los escapes de aire más frecuentes en el recién nacido son el neumotórax, el neumomediastino y el enfisema intersticial.

La mayoría de los neumotórax en los recién nacidos a término son espontáneos, cursan de forma paucisintomática, no precisan tratamiento y evolucionan hacia la curación sin secuelas. Sin embargo, los neumotórax secundarios aparecen en niños con afectación pulmonar y/o ventilación mecánica. Presentan clínica de empeoramiento de la dificultad respiratoria y suelen precisar drenaje. Existen varias posibilidades de drenaje de un neumotórax: aspiración con aguja-palomilla (angiocatéter), catéter de pequeño calibre (Pleurocath® o drenaje mediante técnica de Seldinger con catéter tipo pig-tail), o catéter grueso torácico de colocación directa.

En el enfisema pulmonar intersticial, el tratamiento fundamental es la prevención. Es fundamental el uso juicioso de los diferentes parámetros de la ventilación no invasiva con el fin de evitar el baro y el volutrauma.

Leer texto completo en Anales de Pediatría Continuada

Pantalla 1 de 2
>

No hay comentarios
Esta actividad no admite más comentarios
Compartir