Hacemos uso de cookies. Al utilizar nuestros servicios, consideramos que acepta su uso. Más información.
Más información

Artículo original:

Rodríguez Núñez A. Avances en el reconocimiento, la reanimación y la estabilización del niño críticamente enfermo. An Pediatr Contin. 2014;12:244-9.

Resumen

El reconocimiento de los niños con riesgo de parada cardiorrespiratoria y su reanimación cardiopulmonar (RCP) inmediata, seguida por medidas de estabilización, son esenciales para la supervivencia sin deterioro neurológico. En los últimos años se han producido diversos avances en la RCP pediátrica que incluyen: la implantación de sistemas de alerta precoz y respuesta rápida, el énfasis en la realización de una RCP de calidad y su monitorización (en especial las compresiones torácicas y el manejo de la vía aérea y la ventilación), la utilización selectiva de fármacos y la desfibrilación, así como la utilización de sistemas de oxigenación extracorpórea.

A pesar del éxito inicial de la RCP, tras la recuperación de la circulación espontánea muchos pacientes fallecen en la UCI Pediátrica por fallo multiorgánico, nueva parada cardiaca o por limitación del esfuerzo terapéutico. En este periodo son vitales las medidas intensivas de estabilización de las funciones vitales (respiratoria, cardiocirculatoria y neurológica).

Leer texto completo en Anales de Pediatría Continuada

Pantalla 1 de 2
>

No hay comentarios
Esta actividad no admite más comentarios
Compartir